JORNADAS CONTRA EL ACOSO ESCOLAR Y BULLYING

 

 Desde el  inicio de nuestra  andadura como Asociación de afectados por el Trastorno del TDAH, y otros trastornos  asociados, que trabaja por el bienestar de las personas que lo padecen, pero también por sus familiares y los chicos en general; y siempre bajo su lema: “La Diversidad punto de Unión/ punto de Encuentro, hemos puesto nuestra incidencia sobre el tema del Acoso y Violencia entre iguales, dentro y fuera de las aulas.

Como es de sobra conocido y bastante presente en las noticias diarias, las situaciones de Acoso y Bullying que se suceden últimamente, llegan a actitudes tan alarmantes como incomprensibles,  incluso a situaciones de suicidio, 

El fenómeno denominado Acoso Escolar, maltrato  entre iguales o Bullying, existe desde siempre, pero  es en los últimos años, donde está adquiriendo una mayor relevancia social,  debido al aumento de los casos propiciado, en parte por el desarrollo de las nuevas tecnologías y el fácil acceso a ellas.

Según datos recientes de la Fundación ANAR, la violencia contra los menores se ha multiplicado por cuatro en los últimos años; y, Unicef, alertaba estos días de que existen aulas en los que  hay mínimo 2 casos de acoso entre compañeros.

Con el hecho comprobado de que el silencio es la medida por la cual optan  muchas de las víctimas y sus familias, como educadores y padres que somos, creemos que un aprendizaje en valores es necesario para la gestión y resolución de este problema; y poder crear un marco de convivencia donde el respeto hacia los demás y la empatía, figuren dentro de los valores y la educación que les transmitimos a los chicos.

El OBJETIVO de estas JORNADAS, no es otro que crear un espacio  de Formación, Información y Concienciación de un problema sobre el que, en pocas ocasiones se actúa de forma contundente; por lo que las ponencias tienen un contenido orientado a padres,  profesionales de la educación y del ámbito clínico, que pueden detectar en su día a día, situaciones de conflicto; implicándoles a su vez a intervenir y posicionarse contra esta modalidad de violencia.

Y, todo ello, sin olvidar que es  fundamental, hacer visible este fenómeno social, y  propiciar un debate y reflexión pública sobre estrategias de prevención y detección de los casos de Acoso y Ciberacoso, para, de esta forma, mejorar las respuestas a todos los niveles.

Está más que demostrado que la violencia genera violencia, sea del tipo que sea; por lo que es nuestro deber moral , el contribuir a que esto no suceda, fabricando herramientas que de alguna manera minimicen los efectos devastadores que producen las situaciones de acoso tanto en el que las sufre como en el que las provoca.